Ecógrafo Arrixaca

Donado un ecógrafo para unidad de oncología pediátrica de La Arrixaca

Presentación Ecógrafo Arrixaca

Grupo Sureste, a través de la Fundación Colucho, junto a la asociación Proexport y El Corte Inglés, ha financiado la adquisición de un ecógrafo que permite mejorar el tratamiento contra el cáncer a los cerca de 70 niños a los que cada año se diagnostica esta enfermedad en la Región de Murcia. El aparato ha sido instalado en la Unidad de Oncología Pediátrica del Hospital Virgen de la Arrixaca y ya está siendo empleado para colocar los catéteres venosos centrales, que se utilizan para administrar los tratamientos de quimioterapia y realizar transfusiones a los niños con cáncer.

El presidente de la Fundación y de Grupo Sureste, Raúl Colucho, ha expresado sentir “una verdadera satisfacción al comprobar que el ecógrafo está sirviendo para facilitar la impagable labor que llevan a cabo cirujanos como el doctor Oscar Girón, que se encuentra al frente de esta unidad».

La lucha contra el cáncer infantil -ha añadido- es una de las líneas prioritarias de actuación que Grupo Sureste, a través de la Fundación Colucho, tiene establecidas. «Nos alegra saber que los frutos de esta colaboración se traducen en lo más importante, que es ayudar al tratamiento y recuperación de los niños con cáncer».

Por su parte Manuel Villegas, consejero de Salud, ha destacado esta «colaboración excepcional, lo que hace muy especial este donativo, fruto de una implicación social del tejido empresarial de la Región de Murcia, que asume también como propias las necesidades del sistema público de salud”.

En la actualidad hay casi 300 pacientes a los que se les ha colocado algún catéter (port-a-cath o Hickman) mediante ecografía. El auge en el uso de la ecografía había hecho insuficiente el único ecógrafo de que se disponía en el hospital materno-infantil Virgen de la Arrixaca, razón por la que este ecógrafo se destina en exclusiva a los niños de la unidad de Oncología Pediátrica.

WhatsApp Image 2019-04-12 at 11.54.01

Menos dolor

El ecógrafo se utiliza para guiar durante la intervención quirúrgica en la que se implantan los ‘port-a-cath’, catéteres que se insertan debajo de la piel, con acceso directo al torrente venoso. Este dispositivo facilita que los pacientes no tengan que someterse a punciones frecuentes para las extracciones sanguíneas y la administración de quimioterapia, lo que les evita dolor y estrés. Al mismo tiempo les otorga una mayor independencia, de modo que pueden realizar sus actividades escolares o manualidades durante los ingresos, lo que supone una gran mejora en su calidad de vida.

Tradicionalmente, estos dispositivos se han colocado abriendo las venas o mediante la punción sin ecografía, con lo cual había posibilidades de tener determinadas complicaciones como hematomas, inutilización de la vena usada, punción arterial, punción nerviosa o hemo-neumotórax.

Entre sus diversos usos, además de ayudar a colocar catéteres vasculares, se puede utilizar durante la cirugía de resección de tumores, para comprobar la situación de estructuras vasculares y no dañarlas.

El Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca comenzó a usar el abordaje ecoguiado en niños en 2010. Actualmente, mediante una sencilla ecografía, se pueden localizar las venas que se usan para acceder al torrente venoso y se evitan incómodas y dificultosas disecciones de venas pequeñas que quedan inutilizadas.

WhatsApp Image 2019-04-12 at 13.08.39